Qué es un calentador

images-1
Aerotermia: qué es y para qué sirve
agosto 22, 2019
Mostrar todo

Qué es un calentador

calderas-madrid-newsl-n1-n

Un calentador de agua es un tipo de equipo que trabaja para aumentar la temperatura del agua, mediante un tipo de energía específico. Según la necesidad que se desea cubrir, en el mercado se pueden encontrar una gran variedad de estas unidades a disposición de los usuarios.

Además de ello, el tipo de calentador dependerá de la cantidad de personas que implementarán el mismo, así como, otros elementos que son necesarios tomarlos en cuenta para su adquisición, como en el caso del aislamiento térmico, las llaves de uso, entre otros. A continuación, se describen los usos, tipos y consideraciones sobre este tipo de equipos.

Nuestro equipo de profesionales de instalación de calderas de condensación Ballozano, os animan a que nos consultéis todas las dudas que os surjan sobre este tema, pincha aquí.

Usos del calentador

Los calentadores de agua, cuenta con una gran utilidad para las personas, porque suministra el agua a una temperatura óptima, facilitando las necesidades de cada una de ellas. Pueden ser usados en los hogares, centros hospitalarios, oficinas, laboratorios, entre otros.

Los equipos con esta funcionalidad, tiene un mecanismo determinado dentro de su constitución que permite que el agua pueda ser calentada. De esta manera, los usuarios pueden darle el uso que necesiten.

images

TIPOS DE CALENTADORES DE AGUA

Son muchas las alternativas que se pueden encontrar en el mercado, en relación a los calentadores de agua. Solo se debe tener presente las necesidades a cubrir por estos equipos, y después se elegirá el que se prefiera.

También es conveniente considerar las características que se deben tener en cuenta en la instalación, para poder adaptar a la perfección el calentador de agua. Dentro de los calentadores que se pueden encontrar, se encuentran los siguientes:

  • Calentador de gas

Es uno de los calentadores más utilizado. Esto sucede por la calidad de su funcionamiento y el consumo controlado con el que cuenta. Además, su implementación se distingue por ser sencilla. Estos equipos, tienen incorporados unos fogones en el interior del calentador, que se encargan de calentar una serie de tuberías por donde pasa el agua.

  • Calentador de gas butano

Es un calentador que cuenta con una unidad metálica que se encarga de guardar el gas. Funciona a través de una válvula que se encuentra conectada con el calentador a una toma de agua. También, cuenta con unas manivelas que permiten controlar la temperatura del agua.

Una vez que los fogones se encienden, el agua alcanza una temperatura determinada, siendo posible ajustar esta funcionalidad con este equipo.

  • Calentador de gas propano

Este equipo, tiene una capacidad mayor que en el caso del calentador de gas butano. Se pueden encontrar bombonas desde 35 kg más. Por tanto, este tipo de calentadores se recomienda implementarlo en establecimientos grandes, como fábricas y talleres, entre otros.

  • Calentador de gas natural

El calentador de gas natural, es uno de los equipos que se ha venido considerando como una de las alternativas del momento. En este caso, este gas no viene envasado, cuenta con un sistema específico de instalaciones, que se encuentran conectadas a una red de tuberías. Para su funcionamiento, se requieren de restos fósiles que a partir de su descomposición, generan el gas que origina la función del calentador.

instalacion-calderas-madrid-10

  • Calentador termo eléctrico

Este tipo de calentador, cuenta con un sistema de funcionamiento simple. Se encuentra diseñado con un tanque, donde el agua se acumulada para ser utilizada después. Dicho tanque dispone de un encendido eléctrico, que permite el calentamiento del agua, provocando que circule a través de las tuberías a las que se encuentra unido el calentador.

USO DEL CALENTADOR: CONDICIONES

Es importante tener en cuenta que, para lograr la efectividad en el uso del calentador, es necesario que este se instale cerca del lugar donde se utilizará el agua caliente. De esta manera, se impedirá que el agua se enfríe haciendo el trayecto a través de las tuberías.

Claro está que es conveniente tener presente las normativas de seguridad para evitar accidentes. En este sentido, los calentadores a gas deben ser cuidadosamente instalados, cerciorándose de la no existencia de una fuga.

Si llegasen a pasar este tipo de situaciones, será necesario actuar de manera adecuada, cerrando las llaves y evitando el uso de cerillas, entre otros aspectos. Además, para ahorrar gas, es conveniente que se baje la temperatura al mínimo, sobre todo por las noches o en temporada de vacaciones.